El comercio electrónico afianza su crecimiento en América Latina

Escrito por Administrator. Publicado en tecnología en la vida diaria

La situación de América Latina respecto a las nuevas tecnologías, especialmente en lo referente a los dispositivos y usos que giran en torno a la red, puede considerarse muy positiva, ya que aunque sus cifras aún no estén completamente parejas a las de otras zonas del mundo, como Estados Unidos o la Unión Europea, lo cierto es que presenta una evolución mucho más que acelerada en la mayoría de territorios.

A pesar de que son muchos los que achacan este retraso al hecho de que América Latina llegase tarde a Internet, nadie pone en duda actualmente el gran esfuerzo realizado por los países del continente por acercarse a los puestos de cabeza en el ranking mundial. Un empeño que resulta especialmente esclarecedor en lo relativo al comercio online, también conocido como e-commerce. Y es que todo lo relacionado con el e-commerce es un terreno que está llamado a ser el futuro del comercio, tanto nacional como internacional, una oportunidad que comienza a encontrar una gran respuesta entre la mayoría de países centro y sudamericanos.

Si se presta atención a los datos se puede observar como el número de internautas creció durante el año 2012 un 16% en América Latina, muy por encima de las cifras de Europa o Estados Unidos, que sólo crecieron un 6% y un 3%, respectivamente. Pero lo verdaderamente sorprendente son las cifras monetarias que ha conseguido manejar el comercio online. En este sentido el comercio electrónico generó más de 20 mil millones de dólares en el año 2009, alcanzando los 45 mil millones de dólares en el año 2013.

Estas cifras son sin duda el mejor exponente de un sector de negocio que en sólo una década se ha multiplicado por 20. Unos datos que han llevado ya a numerosas empresas de América Latina a migrar al comercio digital, con la vista puesta no sólo en el cliente nacional o regional, sino en todo el planeta.

A pesar del enorme esfuerzo realizado por las empresas continentales y de la oportunidad que supone el comercio electrónico, este impacto no es homogéneo en toda América Latina, pues mientras algunos países son más proclives a las compras online, otros aún se mantienen en una escéptica situación de recelo. En este sentido los mayores seguidores del comercio digital son los países del cono sur, especialmente Chile, Argentina y Uruguay.

En el caso de los uruguayos, las compras online, ya sea a través de marcas que tienen su propia tienda online, o a través de las webs de anuncios, son ya una realidad habitual, y se calcula que el 70% de la población realiza algún tipo de adquisición digital, principalmente viajes, entradas, ropa, libros y material tecnológico. Aunque otras zonas no se quedan por detrás, como es el caso de Centro América, con países como Costa Rica, donde el comercio digital está cogiendo peso de forma decidida, suponiendo ya más de un 0,7% de su PIB, una cifra considerada como muy esperanzadora.

La duda es que pasará en el futuro. De momento la implantación de los smartphones, o celulares inteligentes, y las tablets, está ayudando a incentivar las compras online por encima de la escasez de usuarios de tarjetas de crédito en América Latina. Pero como es obvio no todo depende del propio usuario, quedando parte de la responsabilidad del comercio electrónico en los propios comerciantes y en los gobiernos, encargados de legislar las reglas del juego en cada país, con el fin de que las compras por Internet sean lo más seguras posible

  • Paquetes WEB
  • Aplicaciones
  • Apoyo Técnico
  • Sistemas de Pesaje